El internet y los trabajos de investigaciòn

Una parte importante de la educación es aprender mediante la investigación de diversos temas y, debido a esto, las “investigaciones” son parte de los métodos que los maestros utilizan en nuestro país para formar a los estudiantes.


Sin embargo, con la llegada de internet a la mayoría de los pueblos, se ha desvirtuado este método de enseñanza. Claro, añadiendo también el hecho de la falta de bibliotecas o libros actualizados en ellas. ¿Por qué digo que se ha desvirtuado?


Un ejemplo muy claro de esto lo obtuve cuando trabajé como maestra en un establecimiento privado. Mis alumnos pertenecían al 5to. Bachillerato, quienes supuestamente habían aprendido los conocimientos básicos para investigar y escribir sus trabajos de investigación. Un solo trabajo de investigación que solicité me demostró que carecían de dichos conocimientos. Se limitaron (todos) a acudir al café Internet del lugar y solicitar al encargado que les buscara información en la red y la imprimiera. Cualquiera podía darse cuenta del plagio ya que cuando se hizo una prueba corta sobre la investigación, su redacción dejaba mucho que desear, nada comparado con aquellos magníficos informes que habían entregado.


Trabajé muy poco tiempo en el lugar, pero sigo viendo y enterándome de la misma historia. Sin embargo, he llegado a la conclusión que muchos maestros alientan este tipo de actitud. Los informes que entregan los alumnos no se leen apropiadamente, simplemente se revisan de forma superficial. Nuestro jóvenes no se toman el tiempo de leer e interpretar la información que obtienen en el internet. Tampoco creo que esté tocando un tema nuevo debido a que antes lo que hacían los estudiantes era copiar textualmente de los libros que encontraban. En fin, es un tema muy amplio y con muchos matices, pero es importante enfatizar la necesidad de que nuestros niños y jóvenes cultiven el hábito de la lectura, esto es algo que estamos escuchando muy a menudo en estos días. Para finalizar, una pequeña anécdota. Uno de mis alumnos me entregó un trabajo de investigación…. ¡en alemán! Me dejó de una pieza el hecho que no se hubiera tomado el tiempo ni de ver lo que le habían impreso.

Comments

Goathemala said…
El libro Homo videns de Sartori fue escrito creo que en 1997, cuando el auge de internet apenas despuntaba. Sin embargo, tiene un capítulo dedicado a la influencia de internet en la formación del Homo videns.

Internet es un poderosísima herramienta y como tal puede usarse para bien o para mal, como en el caso que describes.

Hay que encontrar la forma de despertar la curiosidad en el alumnado, de hacerle crecer el interés.